Anécdotas

 

De "carcelero" a profesor y amigo

D. Teodardo Gutiérrez Alonso, director de la cárcel de Valladolid en la que Richoly permaneció 8 años al acabar la guerra civil por haber militado en el bando republicano como miembro de las Juventudes Socialistas, fue quien  dirigió la carrera musical de Richoly en sus primeros momentos. Don Teodardo era un magnífico y completo músico, que puso su empeño en adiestrar al joven Richoly mientras permanecía recluido. 

Richoly se dedicaba en cuerpo y alma a estudiar la guitarra y solfeo, y al salir de prisión era un extraordinario guitarrista que interpretaba a Bach y a los grandes autores españoles como Albéniz y Granados con auténtico virtuosismo.

Las cualidades de Richoly le llevaron a tocar el órgano en los ritos religiosas de la prisión. Asimismo, se le autorizaba  a dar conciertos de guitarra fuera de ella.

La amistad duró más allá de esa época, y muchos años después D. Teodardo y su esposa pasaron unos días de vacaciones en Almería en casa del Maestro Richoly.

Recientemente, siendo Don Teodardo Concejal de Cultura  en el Ayuntamiento -ya democrático- de Santander, invitó al Trío Richoly a dar unos conciertos en la ciudad de Santander.

 

 

Con su maestro D. Teodardo Gutiérrez Alonso

 

 

Los Beatles

Richoly era en Almería un hombre extraordinariamente popular, gracias a su capacidades artísticas y a su muy especial personalidad.  

Por ello no es de extrañar que durante el rodaje de una película en Almería,  el "beatle"  Ringo Starr quisiera conocer a Richoly y oirle tocar la guitarra. 

Ringo y Richoly compartieron una larga velada nocturna en torno a la guitarra. 

Al parecer, Ringo estaba muy interesado tanto en la música clásica española como en el flamenco, el cual pudo oír de la guitarra del maestro, no en vano Richoly había sido de joven tocaor profesional de guitarra flamenca, actuando con diversas compañías en giras por toda España.

 

 

Ringo Starr (Internet)

Rolli y Ellen

 El matrimonio alemán formado por Rolli y Ellen Kleffel, tuvo noticias de un famoso guitarrista almeriense, y con la intención de conocerlo llegaron a Almería en la nochevieja de 1963 desde la ciudad alemana de Koblenz, donde Rolli era arquitecto municipal. Una vez tomaron contacto con Richoly, nació entre ellos una gran amistad que duraría toda su vida. Rolli y Ellen se hicieron casi almerienses, y pasaban parte del año en un viejo molino que restauraron en Cabo de Gata.

Rolli hizo prometer a Richoly que tocaría un taranto en su tumba, aunque éste no pudo cumplir su promesa, pues falleció un año antes que su amigo. Fueron sus familiares y amigos almerienses quienes se encargaron de cumplir la última voluntad de Rolli: sus cenizas fueron traídas desde Alemania y depositadas en un nicho frente al mar -por expreso deseo de Rolli- en el cementerio de Cabo de Gata. 

En un lluvioso atardecer a finales de diciembre de 1997, y rodeado de sus amigos, el Taranto sonó en el cementerio, en la voz de Emilio Tripiana, y en la guitarra flamenca de Paco López.

 

Ellen Kleffel

Rolli Kleffel

Artistas de cine y Músicos

Richoly es un personaje muy popular, y durante la época dorada del cine en Almería, alternaba con las grandes figuras del celuloide.  

 Richoly fascinó con su guitarra a muchas de las grandes figuras mundiales que rodaban sus películas en Almería, como Brigitte Bardot, a quien cada tarde daba clases de guitarra en su hotel de Aguadulce. Se relacionó con Yul Brinner, Anthony Quinn, y Sean Connery,  entre otros. 

 Richoly era constantemente elogiado en los medios de comunicación por figuras nacionales como Tico Medina, y Bobby Deglané.

 Asimismo pasaron por su estudio -situado en la tienda de guitarra que poseía cerca de la Calle de Las Tiendas-  guitarristas como Narciso Yepes, Paco de Lucía, Carmelo Martínez y cantaores como Fosforito o Menese. Tuvo buenas relaciones con Carlos Cano, en algunas de sus visitas a Almería.

 

Brigitte Bardot (Internet)

Richoly acompaña a Marisol

Richoly con Narciso Yepes

El carrilón del Ayuntamiento

El reloj del Ayuntamiento marca las horas y los cuartos con algunos compases del Fandanguillo de Almería. 

Richoly, siguiendo instrucciones del Alcalde, seleccionó y transcribió estas notas para que sonaran en el carrillón. 

El Maestro supervisó el resultado final, junto a sus compañeros del Trío, dando instrucciones desde la Plaza Vieja al maestro relojero para que las melodías quedasen con el timbre y la sonoridad adecuadas.

 

 

Ayuntamiento de Almería

Funcionario municipal

Richoly fue desde finales de los años 40, funcionario municipal en el Ayuntamiento de Almería, prestando sus servicios en Rentas y Exacciones (alhóndiga y fielatos), y más tarde en las oficinas municipales (Registro, Estadística, y Urbanismo, donde se jubilaría). 

En el Ayuntamiento siempre se le trató de manera especial, y se le facilitó el ejercicio de su oficio de concertista y profesor.

 

Organista de la Catedral de Almería

En los comienzos de los años 50, Don Manuel Rodríguez, natural de Murcia, fue nombrado Canónigo-Organista de la Catedral de Almería por el Obispo Don Alfonso Ródenas García. Don Manuel se trajo desde Adra  al Maestro Richoly con él, y lo convirtió en organista ayudante de la Catedral de Almería.

 

Catedral de Almería, de la que Richoly fue organista

 

Oído absoluto

Richoly viajó a una fábrica de guitarras de Valencia acompañado por sus compañeros del Trío para ver algunos instrumentos. El maestro guitarrero trajo una de sus guitarras artesanales para ser examinada por el Trío. Como no estaba afinada se disculpó para ir a buscar un diapasón; Richoly le dijo que no hacía falta, pero no obstante el guitarrero fue a buscarlo. Richoly afinó mientras la guitarra de oído, como solía hacer. El maestro guitarrero, poco convencido del sistema, al regresar aplicó el diapasón a la guitarra y observó con admiración que estaba perfectamente afinada en su tono natural. 

No quedó ahí la cosa, pues al comenzar a trastear la guitarra, Richoly la rechazó "por tener el diapasón algo estrecho"; el guitarrero, ofendido, dijo que tenía las medidas exactas. Para demostrarlo buscó un calibrador, y al medir comprobó que en efecto, tenía 2 milímetros de menos. 

 

 

Guitarra en construcción (Internet)

"Traductor" de alemán ante el juez

El sentido del humor de Richoly era proverbial, lo que pudimos disfrutar quienes tuvimos la suerte de conocerlo. He aquí una pequeña muestra:

Aunque no sabía ni una palabra de inglés, alemán o francés, siempre estaba rodeado de amigos extranjeros.

En una ocasión acudió a un pueblo de Alicante, acompañando a su amigo alemán -Jhoannes Romes- que debía comparecer ante el juez por causa de un accidente de tráfico. En el despacho del juez, éste le tomaba declaración a Jhoannes, y preguntó a los presentes en la sala si alguien sabía alemán. Richoly le contestó que él sabía un poco, y se ofreció para  ser intérprete en la declaración. 

El juez le transmitía una pregunta a Richoly, quien, también en castellano se la hacía a Jhoannes, el cual respondía en un rudimentario castellano, pues conocía lo suficiente el idioma español. 

Richoly entonces le contaba al juez -otra vez en castellano- lo que todos habíamos entendido perfectamente.

El juez siguió el juego, haciendo grandes esfuerzos para contenerse la risa.

 

 

Con Johannes Romes, productor del Trío Richoly

Tocaor de flamenco

Richoly había tenido también cierta relación con el folclore flamenco. De joven había acompañado profesionalmente a varios cantaores. El Maestro Monreal, autor del célebre "Clavelitos", publicó una antología de obras para guitarra en la que incluyó unas Soleares compuestas por Richoly. Siempre valoró especialmente al cantaor almeriense José Sorroche, al que le unió una buena relación

Con el cantaor José Sorroche

 

Inicio

© Francisco Luis Miranda Hita   Correo