Coros y danzas

Recuerdos de los Coros y Danzas en la Almería de los años 50

Por Manuel García

Me llamo Manuel García García y formé parte del grupo de Coros y Danzas de Educación y Descanso entre 1958 y 1962, tocando la bandurria.

Hace varios años que conozco a unos familiares del maestro Pepe Richoly. Son hijos de una prima suya, llamada Josefa, hermana de la "Chana" una belleza gitana a la que también conocí en mi juventud en Almería. Esta familia, que como yo hoy tiene una casa en Calella de Mar, vivía en el barrio que hay más abajo de la Cruz de Caravaca, antes de llegar al antiguo baden de la Rambla.

Entre los años 1950 a 1963, yo vivía en Almería en el número 10 de la Calle Cenotafio, hoy Beata Soledad Torres Acosta. Desde la puerta de nuestra casa se veía perfectamente la Plaza de Toros, por donde solía pasar la "Chana" con su familia.

Josefa logró que volviera a recordar estos viejos tiempos, cuando le enseñé unas fotos de cuando habíamos ido a Madrid a la Demostración Sindical de Educación y Descanso en 1959:  !Pero si ese es mi primo Pepe Richoly¡. Josefa reconoció en la foto a un muy joven Richoly. Richoly está a la izquierda en la foto,  mirando a la profesora del baile del grupo, que creo se llama Maribel y que era muy guapa. Yo soy el que está en medio de pie con gafas y la bandurria en las manos.

El Grupo antes de la actuación

Viaje a Madrid. 1 de mayo de 1959

La foto del Estadio Santiago Bernabeu, se tomó el 28 de abril de 1959 durante los ensayos de la Demostración Sindical de Educación y Descanso, con el grupo de Málaga. Los que estamos sentados en el suelo somos los de Almería, y yo con gafas, a la izquierda.

Ensayo en el Santiago Bernabeu

En el estadio Santiago Bernabeu

Los viajes los organizaba por entonces Samper, que trabajaba en un Banco. Recuerdo que cuando fuimos a Madrid, actuamos en Radio Nacional con Boby Deglané, y en la Facultad de Farmacia, entre otros sitios. Nos alojábamos en un Pensión de la Calle Hortaleza.

El día de la demostración en el estadio, ante Franco, me tocó llevar el cartel de "Almería", pues le tuve que dejar mi bandurria  a uno que tocaba muy bien y que estaba haciendo la mili en Madrid. Este músico años más tarde formó el famoso grupo de "Los Puntos". Muy cerca de nosotros estaba el Grupo de Málaga, y nos hicimos amigos de casi todos ellos. Una chica del grupo de Málaga, muy joven, mas tarde sería "Marisol". También recuerdo que una vez fuimos con Manolo Escobar y sus hermanos a actuar en Rioja por las fiestas.

Los Coros y Danzas tenían su sede en los bajos del escenario del Teatro Apolo, frente a la Plaza del Mercado. Del extraordinario Grupo de Danzas que teníamos, recuerdo a José (¿o Juan?) Payés y a su esposa, a José Espigares, a Juan Murcia, a Gabriel que trabajaba en la Imprenta "Iberia", a Antonio, gitano que tocaba muy bien el laúd. Recuerdo también a un gran bailarín, también de razas gitana, que se casó muy joven y que está en la tercera de las fotos que muestro aquí.

La última foto es de la Romería a Torregarcía. A la izquierda está el que bailaba tan bien, en el centro Juan Murcia, y yo a la derecha, otra vez con la bandurria. La calidad de las fotos no es que sea muy buena...pero es lo que había entonces.

En la Romería de Villa García, 1960

En la Romería de Torregarcía. Enero de 1960

Tras pasar desde febrero de 1962 casi un año en reposo por enfermedad, en septiembre del 63 marché a hacer la mili en Barcelona, que hice en la Guardia Civil pues mi padre también lo era y se había retirado de capitán en 1947. En 1966 entré a trabajar en la Fábrica SEAT, donde me jubilé 2001. Nunca he perdido el contacto con Almería, sobre todo mientras mi madre vivía, y he regresado varias veces, la última en marzo de 2012.

De Richoly recuerdo que trabajaba en el Ayuntamiento en el Mercado Central o "Plaza", frente al Apolo, donde mi padre era Inspector del Mercado, y aficionado a la pelota vasca, siendo el que creó la Federación Almeriense de ese deporte.

También recuerdo que Richoly y su esposa vivían en una calle estrecha entre la calle las Cruces y la calle Granada. En los tiempos en que yo formaba parte de los Coros, le acompañaba muy a menudo una pareja alemana, Rolli Kleffel y su esposa Ellen. Llegué a encontrarme con Rolli en Barcelona años después, mientras yo hacía la mili.  

Como no sabíamos solfeo, Richoly nos apuntaba las canciones en un hexagrama con números. Recuerdo mucho el "Fandanguillo de Almeria", el "Vito", las "Sevillanas", etc. La última vez que vi a Richoly fue en los años 80, en la tienda de música que tenía entre la Iglesia de Santiago y la Plaza Marín. Mi hermana Isabel, que vive en el Puerto de Santa María también estuvo aprendiendo a bailar sevillanas en el Grupo de Danzas.

Recuerdo también al Maestro Barco, que vivía al final de la calle de las Cruces con Alfareros. En el Apolo, Junto al Grupo de Danzas, también había otro de Teatro, que llevaba “D. José” que trabajaba en Correos. Cantaba un chico con voz de barítono, que se llamaba Paco Redondo. En la "Tabernera del Puerto", salía yo en la escena final, con otro del grupo, vestidos ambos con un uniforme de Botones del Bando Central que nos proporcionó Samper, haciendo de guardias para apresar al protagonista. Me viene a la memoria que hubo una época, sobre 1961, en que el grupo de cuerda de los Coros y Danzas lo llevó José Espigares, que vivía por la Avenida de Vílchez. Mi amigo de siempre era y es, Manolo Martínez Carballo, uno de los socios de la Autoescuela Almería, frente a "Los Claveles", que se que ya no existe.

Del Fandanguillo de Almería recuerdo perfectamente que "Radio Juventud" y Radio Almería lo ponían casi a diario. Radio Almería estaba entonces en calle Arapiles y Radio Juventud estaba en la sede de Falange o Frente de Juventudes, en la plaza que hay al final de la calle Tiendas, debajo de la Plaza de Ayuntamiento y antes de bajar hacia la Catedral. Recuerdo que una de las dos radiaba constantemente que era la "Emisora EAJ60".

Cuando escucho ahora la Petenera de Almería, Si vas pa la mar, o el Fandanguillo de Almería, se me hace un nudo en la garganta, se me pone la carne de gallina, y me vienen a la memoria aquéllos ensayos en los bajos del Apolo, de 7 a 9 de la noche, o más tarde que acabábamos a menudo. No había prisa por entonces. Recuerdos de la vieja Almería que solo existe ya en la memoria.

Manuel García García

Barcelona, octubre de 2012

 

Inicio

© Francisco Luis Miranda Hita Correo